Noticias de Juárez- Delincuentes con uniforme, O ¿En manos de quiénes estamos?

Apenas hace unos días diez agentes de la  Policía Federal (PF) que se dedicaban a la extorción, fueron detenidos por elementos de la Procuraduría General de la Republica (PGR).

Según declaraciones de la victima de extorción, desde agosto del 2010 los federales visitaron su domicilio cuando toda la familia estaba fuera y sustrajeron varios artículos y dinero, todo esto quedo gravado por las cámaras de seguridad, menciona que fue amenazado para que no pusiera la denuncia, no supo de ellos por un tiempo, porque los cambiaron de identidad, pero después de 6 meses regresaron e iniciaron a extorsionarlo.

Sin embargo debemos decir que éste no ha sido el único caso donde la PF se ha visto involucrada en delitos contra ciudadanos, por el contrario llueven las denuncias a raíz de la detención de estos diez agentes, por lo menos 4 mas han sido presentadas por otros comerciantes, y estas denuncias se suman a mil 92 expedientes que se han abierto desde marzo del 2009 contra elementos de la PF y el ejercito, además de 180 quejas documentadas por la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

El titular de la Oficina de Recepción de Quejas y Denuncias Contra la Operación Coordinada Chihuahua, dijo que los delitos mas denunciados son las detenciones ilegales, el abuso de autoridad, las lesiones, los daños y los robos. Y dijo que lo peor es que se estima que estos casos abiertos sólo representan un 10%  del total de las afectaciones que han sufrido los fronterizos a manos de los federales que fueron “enviados para enfrentar la ola de violencia relacionada con el crimen organizado”.

A pesar de todo esto el gobernador y el parlamento coinciden que ni Ciudad Juárez ni todo el estado pueden prescindir de los agentes de la Policía Federal.

Sólo el presidente municipal, que se pronunció a favor de la pena vitalicia (cadena perpetua), dijo que a cualquier policía que participe en secuestro y extorsión se les debe aplicar las penas del fuero común en el estado de Chihuahua que el gobernado impulso en el Congreso del Estado.

Desgraciadamente a pesar de todo el escándalo que esto ha causado, los agentes siguen haciendo de las suyas, al colocar retenes para extorsionar a los choferes del transporte público. Ahí los bajan de las unidades para someterlos a una revisión, sin embargo la consigna es cobrar una cantidad de entre 200 y 300 pesos a cambio de dejarlos continuar la ruta. Sin embargo y por el temor los choferes no han interpuesto la denuncia correspondiente.

Y cómo no temer sí en el caso del comerciante extorsionado? Tuvo que enfrentar a los diez agentes en un a audiencia del juicio que duro aproximadamente 20 horas, y éste hombre debió permanecer ahí de frente a sus verdugos.

Ante todo esto lo único que se pude escuchar al respecto es, "pobre hombre ese ya esta muerto," y es que toda la gente que opina del tema piensa que los agentes no paran hasta verlo muerto porque así es como funcionan las cosas aquí, donde no sabemos de quien cuidarnos, si decimos policías y delincuentes paradójicamente estamos hablando de un sinónimo.

Tags: